Cebras por la Vida

Nuestro derecho a caminar no es negociable


Leave a comment

Cebras por la Vida, Germán Sarmiento, miBLOGotá

miBLOGotá

miBLOGotá

No hay nada más representativo del peatón y el respeto por este que las cebras. Sin lugar a dudas, son el elemento más distintivo y simbólico de la protección en la vía para quienes caminamos. ¿Por qué son importantes? Porque salvan vidas. Pero además porque comunican respeto, cuidado y solidaridad frente a los actores más débiles de la vía y de la ciudad en general. Su buen o mal estado, y el respeto o falta de por ellas y por quienes las transitamos, dice mucho de la sociedad en la que vivimos. Bien cuidadas, son un reflejo de la preocupación por parte del gobierno sobre la importancia de gerenciar, mantener y velar por  sus pequeños detalles. Bien cuidadas y debidamente respetadas, reflejan la intención de la ciudad de poner en el centro de sus acciones, la vida y bienestar de sus ciudadanos.

Las cebras son sinónimo de inclusión y empatía. Y en este caso, de una ciudadanía activa que invita a los bogotanos a ser el cambio que quieren ver en su ciudad. Hay que hacerlas visibles nuevamente y para ello nada mejor que color, arte y una fuerte dosis de expresión ciudadana.

www.miblogota.com

Advertisements